Adaptación y flexibilidad al estilo Big Data

Hace cinco años, una de las cosas que más sorprendía al entrar en Datio era la flexibilidad para poder conciliar la vida laboral y personal. Los horarios de entrada y salida eran variables y disponíamos de la posibilidad de trabajar en casa dos días a la semana, un esquema por el que apostaban muy pocas empresas en ese entonces. Ahora, después de la pandemia, el teletrabajo está de moda y, de hecho, estudios de Gartner afirman que ha ganado un 91% en popularidad en los últimos 10 años. Asimismo, en una encuesta de PwC a 669 directores ejecutivos, el 78% estuvo de acuerdo en que la colaboración remota en esquemas totales o parciales llegó para quedarse a largo plazo.

Datio se caracteriza por atender las peticiones de quienes aquí trabajamos, lo que hace que se busquen, de forma periódica, nuevas fórmulas para ser aún más flexibles. Hace dos años se apostó por la jornada compacta de 37,5 horas, luego se aumentaron los días de vacaciones y actualmente tenemos una jornada que podemos adaptar a nuestras necesidades. La única premisa es que  coincidamos cinco horas al día con nuestros compañeros de equipo.

Además de estas condiciones generales, existen otras especiales que responden a situaciones individuales excepcionales.

¿Por qué nos consideramos una empresa flexible?

La gran mayoría de los artículos relacionados con la flexibilidad laboral, hacen referencia a este modelo de trabajo que permite compaginar la vida personal y laboral. Algo que las empresas dan o no dan. Sin embargo, en Datio lo entendemos como algo más. Así que dejando a un lado el teletrabajo y la posibilidad de adaptar nuestros horarios, en este post hablaremos también de la posibilidad de cambiar de rol, de equipo, cambios en el roadmap, etc.

Agilidad

En primer lugar, Datio apostó desde sus inicios por la filosofía agile como forma de trabajar y organizarse. Esta filosofía tiene la capacidad de responder rápidamente a los cambios de objetivos y prioridades, y de adaptar la forma de trabajo a las circunstancias específicas de cada proyecto y equipo.

Casi todos los equipos de Datio utilizan Scrum con sprints de dos semanas, al final de los cuales se realizan retrospectivas. En ellas tenemos la oportunidad de reflexionar sobre el trabajo realizado y de buscar formas para mejorar. Se habla de las cosas que van bien, las que podrían ir mejor y se establecen acciones para efectuar cambios. Se trata de un proceso de adaptación constante, que nos hace crecer.

Roadmap

Tal como ya hemos dicho en algún que otro post, el Roadmap es nuestra forma de organizar los objetivos comunes de la empresa. Se planifica al principio de cada trimestre. Sin embargo, no se trata de algo estático, sino que está sujeto a cambios de estrategia o imprevistos. Por ello, contamos con un apartado de “meteoritos”, que nos permite abordarlos con rapidez.
En las reuniones semanales del Roadmap se da seguimiento a estos meteoritos, además de a otros riesgos o bloqueos que puedan surgir, pues se trata de un Roadmap siempre vivo.

Cambios de equipo y de rol

Datio se basa en una estructura horizontal y colaborativa, sin muchos roles. La mayoría de cambios se hacen entre los distintos equipos, pero también se dan casos de desarrolladores que pasan a ser Scrum Master o Product Owner, dationers de proyectos que pasan a plataforma o desarrolladores backend que pasan a ser frontend o viceversa.

Tablón de sugerencias

Para que la empresa se haga eco de nuestras necesidades, tenemos un lugar en el que podemos compartir propuestas que mejoren aspectos del día a día, ya sean laborales o de convivencia.
Muchos de los cambios y mejoras que ha realizado la empresa han salido de aquí: más días de vacaciones, leche de todo tipo, jornada flexible, etc.

Y llegó la pandemia

El estar siempre buscando nuevas fórmulas y la capacidad natural para adaptarnos hizo que al llegar la pandemia cambiáramos rápidamente nuestra forma de trabajo a una fórmula 100% remota, intentando no perder nuestra esencia por el camino.

Postal incluida en el kit de seguridad sanitaria que recibieron los dationers en sus casas.

Dinámicas de la oficina

Comenzamos por revisar todos los procesos que hacíamos de forma presencial en la oficina, y que marcaban la diferencia, para trasladarlos al modelo a distancia desde lo más básico: las reuniones. Y establecimos para ello una serie de reglas. La más importante: tener la cámara encendida, para sentirnos conectados.

Roadmap. Todas las dinámicas de este tipo de reuniones pasaron del soporte físico al soporte digital, consiguiendo simular el funcionamiento presencial e, incluso, en algunos casos, mejorarlo. Además, en cuanto a la productividad, las métricas trimestre tras trimestre (Qs) demuestran que nos hemos mantenido en líneas similares a cuando estábamos en la oficina, incluso superándolas. Por ejemplo, en el Q4 de 2019 se cerraron un 69% de los objetivos y se logró un avance general de 82%; mientras que en el mismo Q de 2020 se cerraron 72% de objetivos y se consiguió un 89% de avance.

Retrospectivas. Estas reuniones son muy potentes de forma presencial, pero, debido a la pandemia, tuvimos que adaptarnos. Gracias a herramientas digitales como Skribbl o Retrium, hemos podido transformar efectivamente estas dinámicas de forma remota. Actualmente no hay ninguna reunión que hayamos tenido que dejar de hacer por no estar en la oficina.

Kudos. En la oficina contábamos con un buzón físico, ahora tenemos una aplicación web (Kudobox), que nos permite seguir manteniendo esta sana costumbre para reconocer y agradecer el buen hacer de nuestros pares.

Los kudos digitales mantienen vivo el compañerismo y la gratitud que nos fortalecen como equipo.

Tablón de sugerencias. Se sustituyó por un tablero Jamboard. De esta forma no perdemos la transparencia a la hora de plantear inquietudes y propuestas.

Cafés. Para mantener las necesarias pausas, comenzamos a reservar meets denominados “Café” donde los equipos pueden hablar de temas distintos a los de trabajo.

Datio On Time. Reunión de todos los dationers donde el CEO cuenta novedades, revisa el tablero de sugerencias, da la bienvenida a los nuevos compañeros y resuelve dudas. Al inicio del confinamiento pasó a ser de frecuencia semanal y se comenzó a hacer de forma remota. En esta modalidad a distancia se han realizado unos 40 DOTs a los que regularmente se conectan más de 100 dationers.

Todas estas dinámicas han funcionado en mayor o menor medida, y continuamente estamos haciendo cambios, e intentando mejorar y adaptarnos a las necesidades que van surgiendo.

Conservar nuestra esencia

No queríamos perder la esencia de trabajar en Datio. Al final, lo que intentamos es ser una pequeña-gran familia.

La pandemia nos ha hecho cambiar. Valoramos todavía más las relaciones personales, la familia, la cercanía… En definitiva: poder estar con los nuestros. Y eso se ve reflejado en nosotros.

Cuando el pasado marzo de 2020 nos confinaron a todos en casa, no sabíamos cómo podríamos mantener nuestra naturaleza, pero lo logramos estando cerca de cada uno. Somos diferentes y tenemos una situación personal distinta, pero esto no supuso ningún problema. Supimos adaptarnos a esos horarios flexibles, nos convertimos en profesores de nuestros hijos y cuidadores de nuestros familiares sin dejar de lado el trabajo.

Convertimos los hogares en pequeñas oficinas, contando siempre con el apoyo de Datio. Celebramos nuestra fiesta de Navidad de una manera diferente, pero no por ello menos divertida.

Durante la fiesta virtual de Navidad 2020, compartimos risas y muchas emociones.

Como se ha expuesto, Datio, y las personas que lo conformamos, somos cambiantes, en el sentido positivo de flexibilidad y adaptación. Lo importante es que intentamos que esos cambios no nos hagan perder la esencia: la cercanía, el trabajo en equipo y la preocupación por las personas.

Después de la pandemia

De momento seguimos trabajando en casa. No tenemos fecha de vuelta, ni sabemos en qué modalidad volveremos. Lo que sí queremos es seguir sumando en flexibilidad, seguir escuchando todas las sugerencias, adaptándonos a las circunstancias.

Queremos, además, que esa flexibilidad sea bidireccional, que la empresa continúe siendo flexible respecto de los dationers y que éstos también lo sean hacia la empresa. Nuestro próximo reto: pasar a un modelo de equipos líquidos que permitan respuestas rápidas en función de las necesidades del momento.

Cultura y Valores

Desde el equipo de Cultura y Valores -formado por Marta Gómez (People), María José Rodríguez y Raquel Asenjo (Agile)- trabajamos para impulsar y visibilizar la forma de sentir, actuar y pensar de Datio.

More Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *