Claves para construir un equipo

La cultura y los valores son uno de los pilares más representativos de Datio. Los valores no han sido impuestos por la empresa, sino que han nacido de un trabajo de colaboración entre todas las personas que forman parte de la compañía. Durante este año, vamos a ir trabajando cada uno de ellos y, en este post, comenzaremos con uno de los que consideramos más propio: el de equipo

En muchas empresas se confunde equipo con grupo de trabajo. Sin embargo, un equipo es mucho más que un grupo. Un grupo es simplemente un conjunto de dos o más personas que tienen características o tareas semejantes, pero un fin individual. Puede que trabajen en una misma área, pero cada uno está enfocado en su propio beneficio. 

Un equipo es un conjunto de dos o más personas que interactúan, discuten y piensan de forma coordinada y cooperativa, unidas por un objetivo común. 

Los equipos tienen una serie de características que los diferencian de un simple grupo como: metas comunes, comunicación, sentido de pertenencia, orientados a la resolución de problemas, confianza, compromiso, etc. 

Pero, ¿cómo transformar a un grupo de extraños en un equipo? ¿Cómo se consigue crear ese sentimiento de colectividad, establecer objetivos comunes, etc.? A continuación explicamos cómo lo estamos haciendo. 

Transformando un grupo

Metas comunes

Tenemos diferentes dinámicas para establecer los objetivos y prioridades que marcan el día a día. Los explicaremos de más a menos globales. 

En primer lugar, se establece una estrategia anual, en la que de manera transversal se desarrolla un plan que soporte la visión a largo plazo de la empresa, para tener claro hacia dónde ir. Se establecen los hitos que queremos conseguir en el año y de ahí se saca un mapa que se irá trabajando un trimestre (Q) tras otro. 

Estos objetivos son públicos para todos los dationers y se pueden visualizar en varias pizarras y documentos online. Cuando el trabajo era presencial, estaban, además,  expuestos en la sala principal de la oficina. 

Para el trabajo de cada Q hay sesiones de revisión y planificación en las que cada equipo muestra el trabajo realizado hasta la fecha y establece los objetivos para el Q siguiente en base a las prioridades marcadas anteriormente. 

Por último, el trabajo del día a día se establece por sprints quincenales, en la mayoría de los casos,  siguiendo el marco de trabajo de Scrum. Otros equipos prefieren Kanban porque se adapta mejor a su forma de trabajo. Cada equipo tiene su pizarra scrum o kanban en Jira (como complemento a las pizarras físicas que abundaban en la oficina), para que así todos en la empresa puedan ver en qué están trabajando. 

El hecho de tener clara la estrategia ayuda a que cada persona vea más allá de su trabajo individual y pueda sentir realización por los éxitos conseguidos, que se comprenden mejor con una visión más global. Los logros conjuntos, como suma de la aportación de cada uno, fomentan el sentimiento de equipo.

Resolución de conflictos

Como en las mejores familias, la estrecha convivencia puede generar discusiones y situaciones poco agradables. Pero si aprendemos a gestionarlas adecuadamente, pueden convertirse en grandes oportunidades para crecer y mejorar. 

Para ello, se fomenta un clima de colaboración y confianza. Se intentan abordar estas situaciones a través de dinámicas específicas de resolución de conflictos, conversaciones entre las partes implicadas o retrospectivas enfocadas hacia este tema. 

En situaciones en las que todo sale bien a la primera y no hay conflictos, es fácil que la convivencia sea buena. Pero no siempre se da ese “happy-path”. Incluso es probable que en equipos en los que no ha ocurrido, acabe pasando. Por la experiencia vivida, vemos que en realidad esas situaciones, bien orientadas, son positivas y hacen crecer a las personas y al equipo, de forma que, una vez superadas, la confianza es mayor que antes. De hecho, existe una clara retroalimentación: para un equipo unido es más sencillo superar los problemas, y el hecho de que surjan conflictos y se superen, une más al equipo.

Sentido de pertenencia

Nos sentimos parte de algo colectivo, sentimos que compartimos un montón de cosas y esto es algo que se logra gracias a actividades de teambuilding como (antes de la pandemia) torneos de pádel, escape rooms, campeonatos de ping-pong y futbolín,  celebración de cumpleaños, bodas, nacimientos, etc.  con tortillas y empanadas, eventos en fechas señaladas como Halloween o Navidad y celebración de logros importantes. Después de la pandemia, se han hecho quedadas virtuales, talleres de cocina o ajedrez a distancia y  juegos y concursos online. Incluso se envía una gaceta semanal con recomendaciones para el tiempo libre. 

Otro elemento importante para la creación del sentido de pertenencia es nuestro Datio On Time, una reunión semanal en la que nuestro CEO nos cuenta las novedades políticas, estratégicas y de organización,  incorporaciones, agradecimientos y otras noticias relacionadas con nuestro día a día. Además, hay un espacio en el que se debaten propuestas a petición de los dationers. 

Motivación

Procurar que los miembros de un equipo estén motivados es muy importante.  Las personas motivadas aseguran un entorno positivo y una mayor productividad, ayudando al crecimiento de la empresa. Pero, ¿cómo se motiva a un equipo? En Datio trabajamos para intentar conseguirlo. Cuidamos el entorno de trabajo, no solo proporcionando todos las herramientas técnicas necesarias para trabajar y facilitando formas de trabajo colaborativas (EJ: Pair programming), sino también el entorno físico de trabajo y un clima lo más amigable posible. Desde People se preocupan por las personas, ayudando según cada situación personal ofreciendo flexibilidad y  favoreciendo la conciliación.  

Otro punto a destacar es la formación. Actualmente se cuenta con ayudas económicas para favorecer el crecimiento profesional y con el proyecto Ninja, que nos da acceso a una gran gama de cursos, workshops, talleres, etc… 

El reconocimiento por el trabajo bien hecho es importante, tanto por parte de los integrantes de un equipo como en los foros en los que está una gran parte de la organización. La forma que más nos gusta para reconocer el trabajo de los compañeros son los kudos, ya que es un gesto de agradecimiento entre compañeros desinteresado y personal.

Confianza

Para conseguir que un grupo de personas lleguen a sentirse como un equipo, la confianza es clave. Intentamos fomentar esto, tanto a nivel de equipo de trabajo como de toda la empresa. Por esta razón, toda la información de interés está compartida y es accesible para todos. De forma escrita tenemos herramientas donde publicar la información, tanto del trabajo de los equipos como de los objetivos del Q. Antes estaban físicamente en tableros en la oficina y ahora mediante acceso a aplicaciones como Jira.  Para fomentar la confianza, también hay otras líneas de comunicación como hangouts, correos, herramientas de colaboración, tablón de sugerencias, etc. Y, por supuesto, otras muchas dinámicas como: contactos diarios mediante dailies, reuniones para eliminar obstáculos del día a día, dar y recibir feedback, resolución conjunta de problemas, retrospectivas para búsqueda de mejoras, personal maps y, en definitiva, todo aquello que permita conseguir el éxito de todos, por encima de los intereses personales.

Roles

Nuestra organización trabaja en la mayoría de los casos dentro de los marcos de trabajo Scrum o Kanban. Esto hace que en los equipos haya normalmente varios roles definidos como el Product Owner, Scrum Master, Developer, Stakeholders, etc. Pero esto no excluye roles propios que surgen dentro de los equipos de forma natural y que dan un equilibrio, ayudándoles a trabajar de una forma más productiva. Por ejemplo, en algunos equipos aparece un rol similar a un tech leader que, ya sea por su experiencia laboral o por sus intereses personales, suele ayudar en la toma de decisiones técnicas e incluso en la implementación de las tareas para poder llevarlas a cabo. En otros casos, tenemos personas muy creativas que tanto a nivel de empresa como de equipo se ocupan de ayudar en tareas de Team Building, actualizaciones en la web, vídeos, nombres de los Sprints, etc. En general, no hay limitaciones a la hora de hacerse con un rol propio para conseguir un mejor entorno laboral y mejorar aquellas capacidades en las que destacamos o nos motivan.

Otras consideraciones

Según numerosos artículos, estas son algunas de las características que tiene que tener un equipo, y aquí hacemos lo posible por conseguirlas. Sin embargo, aún tenemos trabajo que realizar, áreas de mejora y nuevos retos que se nos plantean. Quizás el mayor de ellos venga derivado del trabajo en remoto. Hasta ahora todos nos conocíamos, por lo que mantener la confianza, la comunicación y el sentido de pertenencia era relativamente sencillo. Conseguirlo a distancia, claramente es otra historia. Por ello, somos conscientes de que esto es un reto de mejora continua que intentaremos superar iterando en los procesos existentes y creando nuevos para adaptarnos a los cambios que se presentan cada día.

“El talento gana partidos, pero la inteligencia y el trabajo en equipo ganan campeonatos”.

Michael Jordan

Cultura y Valores

Desde el equipo de Cultura y Valores -formado por Marta Gómez (People), María José Rodríguez y Raquel Asenjo (Agile)- trabajamos para impulsar y visibilizar la forma de sentir, actuar y pensar de Datio.

More Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *